Antecedentes

En esta época de cambios rápidos, la construcción de diseños y la concepción de tecnologías nos conducen rápidamente hacia el futuro. Las nuevas herramientas digitales están en la base de la nueva (r)evolución industrial, o como se la conoce mejor, Industria 4.0. Por lo tanto, se requiere una fuerza laboral capacitada capaz de comprender, desarrollar, utilizar y actualizar las herramientas digitales que utilizan las empresas. Pero, ¿cómo se pueden encontrar y aprender a utilizar estas nuevas tecnologías? En un FabLab o un Maker Space. Fab Lab y Maker Space son básicamente los mismos entornos. La diferencia es que el FabLab tiene que seguir la carta de Fab, que contiene tipos específicos de máquinas, y es reconocido por el MIT. Es un espacio de libre acceso que incluye diferentes máquinas y herramientas controladas digitalmente, tales como impresoras tridimensional, cortadora láser CNC, escáner 3D etc. Además, se tiene acceso a software de diseño de conceptos 2D y 3D como Sketchup, AutoCAD, Autodesk. La experiencia de aprendizaje en un FabLab desarrolla habilidades únicas, como:
– montaje y fijación de varias máquinas y objetos;
– reciclar o ‘upcycle’ objetos y materiales;
– construcción de máquinas desde cero;
– Desarrollo de prototipos para la industria;
– Trabajo colaborativo;
– Ejecución de proyectos en varios sectores;
– Diseñar y producir objetos en 2D o 3D.